5 señales de que puede beneficiarse de la fisioterapia

Señales reveladoras de que puede necesitar fisioterapia 

Es una creencia común que la fisioterapia es sólo para las personas que se recuperan de una lesión o cirugía; sin embargo, esta disciplina tiene como objetivo aliviar y corregir una amplia variedad de condiciones musculoesqueléticas.  Para que no se pierda todos los beneficios que la fisioterapia puede proporcionarle, hemos recopilado una lista de señales que podrían indicarle que es hora de visitar a un fisioterapeuta profesional. 

1. La recuperación tras una lesión está resultando difícil

Si te has lesionado y la recuperación está tardando más de lo esperado, puede que sea el momento de concertar una cita con un profesional de la fisioterapia. Las distensiones, los esguinces y las espinillas son solo algunos de los problemas de los que la fisioterapia puede ayudarte a recuperarte.

2. Experimentas frecuentes dolores de cabeza

Aunque los dolores de cabeza ocasionales son una dolencia común que a menudo se resuelve por sí sola, a veces pueden convertirse en una molestia diaria que le deja fuera de servicio durante días seguidos. Mediante la fisioterapia, un terapeuta experimentado podrá evaluar tu situación y, en consecuencia, elaborar un plan de tratamiento para aliviar tu dolor. 

3. El dolor de espalda rige su vida

El dolor de espalda puede estar causado por varias afecciones y lesiones; sin embargo, nadie debería tener que sufrirlo a diario. Un fisioterapeuta profesional puede diseñar y ayudarte a seguir un plan de tratamiento personalizado dirigido a tratar el dolor de espalda en su origen. 

4. Los dolores articulares forman parte de su día a día

La rigidez, el dolor y las molestias articulares recurrentes suelen ser signos de una enfermedad crónica como la artritis. Los fisioterapeutas tienen la capacidad y los conocimientos necesarios para aliviar el dolor y la rigidez a través de la terapia manual; ¡incluso podrías empezar a sentirte más flexible después de unas cuantas sesiones! 

5. Tiene una mala postura

Una mala postura no sólo puede causar diversos problemas de salud, sino que también puede agravar dolencias preexistentes. Si tu trabajo te obliga a estar sentado en un escritorio durante largos periodos de tiempo, es fundamental que te levantes a caminar y te estires regularmente a lo largo del día. Además, asegúrate de que el espacio de tu oficina está diseñado ergonómicamente; esto te ayudará a mejorar tu postura y a aliviar el dolor.  

Visite una de nuestras sedes en Nueva York y comience hoy mismo su viaje hacia una vida sin dolor.

En Fisioterapia y Quiropráctica QuantumEn el centro de salud, creemos que un enfoque personalizado para el tratamiento y la atención es la clave para una recuperación exitosa. Ayudar a nuestros pacientes a llevar una vida sin dolor es la máxima prioridad de nuestro equipo de expertos.